Abajo el Imperio de la UCAM

Share

Está terminando el primer trimestre del curso académico y desde la Unión de Juventudes Comunistas en la Región de Murcia continuamos luchando por una educación pública, laica y de calidad. Y lo hacemos frente a las políticas del gobierno del Partido Popular murciano (del que ahora también es cómplice Ciudadanos), cuya consejera de Educación, María Isabel Sánchez Mora, continúa la senda marcada por Pedro Antonio Sánchez de favorecer la enseñanza privada y católica.

Un ejemplo paradigmático en este sentido, lo encontramos en los privilegios otorgados por el gobierno autonómico a la Universidad Católica San Antonio de Murcia, que ofrece una formación marcadamente religiosa siendo además de titularidad privada.

mendoza

-La UCAM o el negocio de la educación universitaria

Un derecho como la educación no debe ser un negocio, tan rentable que está permitiendo a la enseñanza privada que representa la UCAM abrirse paso por toda la Región (como el campus que ha inaugurado recientemente en Cartagena o sus proyectos de expandirse a Lorca). Y todo esto mientras en mayo salía a la luz una noticia que afirmaba que la Universidad de Murcia solo tenía dinero para cubrir sus pagos para 2 meses. Casualmente, mientras la UMU atravesaba problemas de financiación, salía a la luz otra noticia que decía que el 30% de la UCAM está construido sin licencia y no paga IBI, mientras el ayuntamiento de Murcia mira para otro lado. 

Por si fuera poco, se ha incrementado en un 6% el número de alumnos que han realizado selectividad este año, mientras que las plazas para cada carrera apenas han variado. Esto ha provocado un aumento de las notas de corte, y con ello, una situación favorable para la UCAM, que queda como única opción para quienes puedan permitírselo.

Desde las Juventudes Comunistas defendemos una educación pública y de calidad, al 100%. La UCAM no debe de apoderarse de todos los nichos de negocio educativos de nuestra ciudad ni de nuestra Región, además de no contar con un trato favorable frente a la universidad pública, la cual están intentando desmantelar para hacernos creer que lo privado funciona mejor que lo público.

-El imperio de la UCAM, más allá de lo puramente educativo 

Además, es preciso resaltar otras facetas igualmente controvertidas vinculadas a la UCAM. Su director, José Luis Mendoza, ya no trata ni de ocultar el claro favoritismo del que goza por parte del Partido Popular: en 2013 la Fiscalía Anticorrupción investigó la cesión de terrenos públicos por parte del alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, a la UCAM; el estado de La Condomina es utilizado por la UCAM Murcia F.C.; o la facilitación por parte de la CARM de la realización de prácticas de alumnos de la UCAM en hospitales públicos, con las consecuencias negativas que ello conlleva al estudiantado en medicina de la UMU.

Pero más allá de lo puramente académico, la UCAM representa unos valores cuanto menos cuestionables, como su marcado carácter sionista. En 2014 el presidente de Israel, Benjamin Netanyahu, fue investido como doctor “honoris causa” con el ex-presidente del gobierno español, José María Aznar, como padrino. Y lo hizo un mes después de que el ejército israelí cometiera una de las ofensivas más sangrientas que se recuerdan contra el pueblo palestino, cuyos muertos se cifran en cerca de dos mil, a los que hay que sumar la destrucción de gran parte de la Franja de Gaza (hospitales, escuelas, viviendas, instalaciones deportivas o residencias de ancianos incluidas).

Por si esto fuera poco, José Luis Mendoza ha sido noticia en las últimas semanas por sus más que cuestionables declaraciones contra el aborto, el matrimonio igualitario o la eutanasia, demostrando, una vez más, el pensamiento retrógrado de esta institución ultracatólica a la que el Partido Popular favorece desde la administración pública.

En definitiva, desde las Juventudes Comunistas en la Región de Murcia denunciamos el trato de favor por parte de la administración regional a una institución privada como la UCAM que fomenta una educación elitista, de baja calidad (como indica un análisis del Instituto de Análisis Industrial y Financiero) y a la disposición sólo de aquellos que posean una renta económica notable.

En contraposición, la juventud comunista defiende un sistema educativo público, de calidad y laico donde tenga cabida cualquier estudiante independientemente de su condición socioeconómica o su religión.

IV Conferencia UJCERM



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module

¡Síguenos!

facebook_64twitter_64youtube_64